Tony Sly

20131130-115207.jpg

Anuncios

Diseño de perlas

Es notable que la fascinación de la muchachada es portar con orgullo alguna playera de su banda musical favorita, así la música también es moda. Es un hecho que a sabiendas de esto muchas bandas destilan creatividad  en sus  logos distintivos, es ley  que cada vez éstos coquetean de manera más directa con el arte creando  diseños mucho más elaborados tanto por ser una época de conceptos visuales como por la idea comercial de que la banda se venda y se venda bien.

Bandas de mi lastfm

Bandas Lastfm

Pearl Jam es una banda mítica de Seattle, ciudad que vio nacer el Grunge y que vivió una etapa de esplendor musical y artístico a principios de los 90. Pearl Jam es el ejemplo perfecto de que el arte se ayuda del arte para dar un mensaje mucho más contundente.

Pearl Jam es una banda con un diseño en su logotipo más bien austero pero que a cambio ha sabido manejar una idea casi fundamental para cualquier banda que es la de la promoción a base de pósters, ya saben, los que indican fecha y hora del “toquín”. Los pósters de Pearl Jam son casi tan característicos como los gritos desaforados de Eddie Vedder.

Pearl Jam en Monterrey, México (2005)

Pearl Jam en Monterrey, México (2005)

Coby Schultz y Barry Ament son las mentes creativas detrás de AMES BROS, agencia de diseño gráfico paisana de Pearl Jam que ha producido los mentados pósters para las giras de la banda casi desde sus inicios. En México tiendas como Kong han puesto a la venta carteles con sus asombrosos diseños.

En el 2007 se puso a la venta el libro Pearl Jam vs Ames Bros: 13 Years of Tour Posters que por míseros $57.50 billetes verdes podemos disfrutar de una bitácora visual que evoca los lugares que Pearl Jam ha visitado en su larguísima carrera. Un gran libro.

Si son desempleados y no tienen en qué caerse muertos pueden visitar este sitio que es una galería no oficial de la gran mayoría de los diseños de las giras.

Mi favorito

Mi favorito

“It’s evolution, baby

Do the evolution”

-Pearl Jam-

Amplificando

“Tócame los aguacates”, decían los presentes. El ingenio mexicano es grande y elocuente. A guitarrazos desafinados viajamos por algunos lugares no muy interesantes. Algunos conservatorios y primarias que no sabían apreciar la música rondallezca que tocábamos. Sólo conocíamos ocho acordes, un poco más un poco menos y aún así nos defendíamos con canciones románticas de las que cantaban a sus veinte nuestras tías.

Recuerdo especialmente Gwendolyne, original de Julio Iglesias.

La versión de Rosy Armen.

También celos de luna y corazón de roca, pero esas no tienen buena calidad en youtube y por eso no las anexo; además de que la gran mayoría son interpretaciones de los putitos de La Rondalla de Saltillo.

“Nomás me se la introducción”, les contestábamos a los palurdos que hacían la graciosa analogía aguacates/testículos.

Hoy, un amplificador llegó a mi vida y con él … conquistaré el mundo.

Amplificador, señoritas.

¿Se oye bien?, ¿suena cursi?. Pues muy mi pinche blog ¿no?.

Un abrazo amplificado.