El quererse

El señor se ve aún vigoroso, lo se porque yo conozco de vista y de saludo a su amante, su esposa es una señora de alrededor de 60 años igual que él y desconoce totalmente su “doble vida”.

Sobre su esposa él ha dicho en repetidas ocasiones -yo siempre le digo a mi señora “cuando te conocí parecías modelo y ahora pareces caguama”- …

Siempre que comenta esa expresión que le dice a su señora ríe en grandes cantidades, igual que todos los que escuchamos sus anécdotas de conquistador, tal vez a su esposa no le parece tan gracioso.

Alguna vez dejamos de lado el platicar sobre mujeres y conversamos sobre nuestras dolencias ya que yo aún no me acostumbraba a los constantes cambios de turno en el trabajo y padecía de dolores de cabeza e insomnio, fue cuando me dijo “yo soy diabético” y mis problemas con el sueño pasaron a segundo plano.

Cuando alguien padece alguna enfermedad de este tipo se empapa de información acerca de todo lo relacionado a ella,  es normal que sepa desde los cuidados mínimos hasta lo que podría ocurrir si de pronto no llevara el chequeo que él mismo debe de proveerse.

“Es quererse uno mismo tengas o no una enfermedad”, dijo después de presumir que había bajado cerca de 15 kilos de peso desde que comenzó a hacer ejercicio a los dos meses de que se enteró de que tenía diabetes tipo II, la diabetes de este tipo la padecen en mayor porcentaje personas mayores a los 40 años de edad, caracterizada por una producción deficiente de insulina contrario a la diabetes tipo I que es cuando nuestro organismo no produce insulina de manera natural y es necesario administrarla vía inyecciones, es conocida como diabetes juvenil ya que afecta a jóvenes en el mayor de los casos.

-Cambia la vida totalmente, de repente hay que cuidar la alimentación, nada de grasas, ni carne y obviamente nada de azúcar, eso hasta te ayuda para adelgazar. Hay que ser muy pulcros con todo; incluso después de bañarme me seco muy bien los pies y ya muy secos me corto las uñas con mucho cuidado, siempre tengo mi calzado limpio, trato de evitar zapatos que hagan que me suden mucho los pies, he llegado a regalar tenis nuevos sólo porque me son incómodos y hacen que mis pies suden mucho cuando hago ejercicio … – le veo de reojo los zapatos de trabajo y están impecables, como nuevos.

-Mis papás, ambos, tuvieron diabetes y es doloroso verlos con las secuelas de un mal cuidado, a ambos les hicieron amputaciones de dedos gangrenados porque no se cuidaron los pies, es un miedo el que tengo de que me pase lo mismo así que hago todo lo posible por cuidarme los pies, tal vez lo más sensible para un diabético- y se queda callado por un momento, me imagino el dolor de ver a sus padres mutilados y dejo de pensar un poco para que mi imaginación no tenga tiempo de recrear los detalles de una tristeza tan grande.

Seguimos callados por unos cuantos minutos más y me dice:

-Una vez mi esposa preparaba la comida, estaba haciendo un caldo de pollo delicioso, mi esposa hace el caldo de pollo más bueno que hayas probado, Alfredo, un día te voy a invitar para que lo pruebes … bueno, estaba ella en la cocina y se agachó para revisar el horno, llegué por detrás sin hacer ruido y le di una nalgada que hasta a mí me dolió … – aquí ya dejamos el silencio, él comenzó a reir tímidamente y yo esbozé una ligera sonrisa de ladito como acostumbro.

– … y se levanta enojadísima, vio que era yo y me dice “¡casi me matas del susto, cabrón, y luego en las nalgas, tú sabes que soy muy sensible de allí!”, y que le digo “pues sí, y más que ya eres casi toda nalga no como cuando te conocí que parecías modelo y ahora pareces caguama … –  y reímos.

Anuncios

Un pensamiento en “El quererse

  1. Vaya!!!
    A veces podemos pensar que tenemos problemas, pero muchas veces estos no se comparan con lo que tienen otras personas, y pesar de todo siguen adelante.

    No quedó caldo de pollo???
    El pollo no es de mis alimentos favoritos, pero despues del relato se me antojó.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s