La música de los hombres cultos

“La música de los hombres cultos no existe”, me comentó un conocedor de jazz la otra noche frente a cientos de discos, mientras Submission de Miles Davis y Marcus Miller sonaba en su tocadiscos, un tema del disco Music From Siesta del año 1987, soporífero como él solo alimentaba nuestros egos y nos obligaba a hablar en voz alta. “Ponte algo de la Sonora …” dije en tono burlón y asintió sorpresivamente, este cabrón posee una buena colección de discos que incluye para mi desconcierto toda la discografía de la Sonora Santanera, “mi estimado Héctor, ¿cómo es que tienes tantos discos y sabes cada tema de cada uno, incluso fechas y premios obtenidos?, tienes sólo un año menos que yo, deberías escuchar a K-Paz o mierdas de esas, incluso RBD o My Chemical Romance …” me interrumpió porque él sí que no aguanta mi humor imbécil, “Alfredo, Joy Division es una buena banda, Ian Curtis fue un gran músico, tengo entendido que sigues en tu afán de lograr la colección de discos de Joy Division al igual que los de Morrisey en su etapa solista fuera de The Smiths, soy un hombre sencillo Alfredo, la música es algo que me mueve y que cuando vuelvo del trabajo siempre se encuentra allí, cuando tengas algo de madurez sabrás que a veces es bueno dedicarle no sólo el tiempo sino la vida a lo que te gusta; no tengo novia, no tengo perro, no tengo peces ni gatos que pongan en duda mi sexualidad, lo que tengo son un montón de discos que me hacen sentir vivo, tal vez los de Los Fresones Rebeldes sí pongan en duda mi sexualidad, Alfredo, pero me recontravale madres”.

 

Y lo escuché detenidamente mientras soportaba la voz del tipo con el cabello afro de La Santanera. A las dos horas escuchábamos el soundtrack de Killer 7, un juego de Gamecube cuya música es muy recomendable, “se escucha bien, Alfredo”, y seguí sorbiendo café y escuchando, escuchando, escuchando …

Héctor ya no era el imbécil que perdía la concentración en los concursos de poesía y oratoria, ahora era un imbécil que merecía mi respeto porque dejó todo por la música y se dejó de esas estupideces de música para hombres cultos que tanto daño le hacen al melómano promedio.

 

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “La música de los hombres cultos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s