Su título es sin título

Día Primero.

Amanecí con la misma jaqueca, ¿será posible que no desaparezca después de tres semanas?. El doctor dice que es normal, que sólo es cansancio, pero mi abuelo me enseñó a desconfiar de los doctores -¡Creen que lo saben todo sólo porque estudiaron unos cuantos años, el cuerpo humano no se aprende en tan poco tiempo, son unos pendejos!- decía cada que había oportunidad, él era muy divertido, tenía respuestas para todas mis preguntas. Qué ironía, desconfiaba de los médicos y murió debido a una equivocación en su diagnóstico después de su chequeo anual. Le dijeron que tenía cáncer en la próstata, lo cual no resultó cierto, mi abuelo empezó a preocuparse y creo que eso fue lo que originó su muerte, en sus últimos días se le veía ansioso, con un nerviosismo inusual en él. Hasta que un día no lo soportó y murió. Y ahora he pasado mucho tiempo en hospitales, eso no le hubiera gustado, mi padre tampoco me quiere comentar nada acerca de lo que le han dicho los doctores, porque se que esto no es normal, estoy resignado a morir en cualquier momento, esta jaqueca no es normal.

Día segundo.

Empecé a hacer estas notas como una manera de calmar un poco el dolor que siento en mi cabeza y para mantenerme ocupado mientras estoy en la cama de este hospital. Es fácil perder la cordura cuando estás aislado, incomunicado, postrado en una cama sin saber el día en que pueda salir siquiera al pasillo. No se me permite tener visitas y , la verdad, no las necesito, siempre he sido un tipo solitario, nadie me ha visitado aún. Mi padre sólo viene unos momentos en las tardes, y cuando lo hace, sólo platica con el médico cerca de una hora, luego enfurece, hace una rabieta, se calma y entra a mi habitación, se sienta a un lado y me dice que lo que tengo es normal, que en cualquier momento me darán de alta. Se crea un silencio muy incómodo siempre que él está aquí, siento miedo en él, pero … ¿porqué tiene tanto miedo si lo que tengo es normal?, o al menos eso es lo que él y el médico me repiten, no saben que los escucho, el eco del pasillo llega hasta mis oidos y escucho con atención sus conversaciones, los gritos que mi padre le refiere al médico me hacen pensar que lo que tengo no sólo no es normal, sino que es algo fuera de lo común, ¿será acaso una enfermedad extraña?¿la habrán descubierto en mí?, vaya, qué estoy pensando, no soy tan especial como para que se descubra un nuevo mal en mí, quizá sea un cáncer, como el que le diagnosticaron por error a mi abuelo, un cáncer en la cabeza, sí, eso debe ser, por eso mis jaquecas. Se hace tarde, dormiré un poco.

Y aquí termina el fragmento.

Anuncios

Un pensamiento en “Su título es sin título

  1. Agradezco cordialemente tu atención y observación en tu comentario para Archivos Atomix No. 12.
    Esto me ayuda siempre ha buscar los errores y coregirlos en nuestro trabajo, felicidades por tu blo, tiene cosas interesantes.

    Attn:
    David Ríos León
    Atomix
    Productor General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s