¡Ay dolor!

¿Las veces que me han roto el corazón?, muchas, tristemente muchas veces han roto mi putrefacto corazón. Las razones son muchas, quizá no di el ancho como macho dominante, quizá mi comportamiento social no le atraía a las chicas que pretendía, o qué se yo, las mujeres son incomprensibles (pero muy lindas). Es así como llegué a odiar el 14 de Febrero, un día comercial (como la navidad, el día de las madres y el día del teletón), cada 14 de Febrero era un día como todos para mí, el sólo observar parejitas, flores, globos, peluches y amor por todos lados me enfermaba. Me convertí en el principal detractor de esta fecha, cualquier comentario referente daba pie a una encarnizada discusión sobre capitalismo, vaya, era un “grinch” de san valentín … hasta que un día.

Los engañé NADA PASÓ, sigo igual, ¡¡¡¡TE MALDIGO SAN VALENTÍN!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s