El oro de los tontos

Así es llamada tontamente la calcopirita, ” … del griego khalkós, cobre y pyrós, fuego, pirita de cobre”, cuya fórmula química es FeCuS2.

                 Calcopirita_(MMM)_foto de Alberto Salguero Quiles

Gracias a muchas herramientas tecnológicas ahora la información proviene de cualquier persona, hay quien tiene almacenados cientos de miles de datos inútiles en su computadora y en su mente. ¿Cómo separar los datos inútiles de los que no lo son?, es sencillo, los datos inútiles por lo regular sirven a un grupo reducido de personas, fluyen de manera sencilla a través de medios de comunicación y se mantienen allí para ser discutidos hasta el hartazgo por el mismo grupo de personas que considera valioso ese conocimiento aislado, los datos con gran valor son los que circulan de una manera más lenta, son subterráneos y sólo unos cuantos reconocen su verdadero valor, precisamente quienes saben exactamente el uso que se le dará a esa información. Aquí también podemos mencionar la codificación y manejo tendencioso de la información, lo que me lleva a relatar una anécdota imbécil de mi no menos imbécil juventud.

Cuando era un jovencito siempre obtuve sin querer algunos “puestos administrativos” en mi grupo escolar debido a mis altas calificaciones y a mi seriedad “estratégica”, si es que se les puede llamar así, de esta manera fui desde tesorero hasta jefe de grupo, una posición muy importante a mis escasos 12 años, así lo veía yo.

Robé, así es, siendo tesorero hurté algunos pesos para darme algunos lujos mínimos a la salida de la escuela, un jugo un poco más grande de lo normal, unos cuantos créditos más en las Arcades, un regalito para la niña más bonita del salón, en fin, lujos de mocoso; fue así como conocí el inmenso poder del manejo de la información. Como tesorero tenía los nombres de todos los alumnos del grupo y su aportación semanal al ahorro, algunos aportaban unos pesos extras, así que ese extra iba directo a mi cuenta personal, al final les entregaba a todos lo mismo, era su ahorro, un ahorro incompleto, nadie reclamó. Descuiden, ahora mi conducta es intachable.

Cuando el conocimiento de datos de interés permanece en una sola persona ésta se corrompe utilizando esos datos a su favor. Lo interesante es discutir si la información que se oculta es realmente valiosa o no, ya todos sabemos que los políticos son corruptos, que los medios de comunicación no muestran completa la verdad en su afán de no perjudicar de ninguna manera a terceros, los mismos terceros que los sustentan.

En realidad no debe preocuparnos que se nos oculte la información, lo que debe preocuparnos es la información ciertamente valiosa  y que está frente a nosotros pero que no sabemos digerir.

foto de Alberto Salguero Quiles

About these ads

2 pensamientos en “El oro de los tontos

  1. muy bueno ese punto de vista, es verdad lo de la informacion y su importancia, te felicito !!!!!!!! estas enterado de lo que dijo feilman con respecto a los blog??

  2. Que “largo” eras en la escuela jajaja! son bromas! saludes! gracias por la información, aquí en Honduras después del golpe de estado muchas personas nos dimos cuenta que los medios de “comunicación” realmente solo decían lo que los dueños (empresa privada) querían hacerle creer a la gente, que ex-presidente Manuel Zelaya era el “comunista malo”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s